JAZMÍN DE LLUVIA

Dijo el poeta Pablo Neruda:" los versos son de quien los necesite", entonces digo que necesito de los versos, de los míos y de los tuyos, que gozo verseando, que me considero una versera, por lo tanto invito a todos los amigos a compartir sus versos y a leer los míos para tender un puente de palabras que nos pongan en la misma sintonía.







martes, 28 de febrero de 2012

A DESTIEMPO

Vine por la ladera de tus ojos
a cosechar lumbres
a hundirme
a naufragar
a machacar la noche
a beberme un sorbo de estrellas,
pero me tardé tanto en el camino
que los cabellos se volvieron invierno
la piel un orgullo herido
la manos torpes marionetas
las piernas un engranaje oxidado.
La lentitud se apodera de tu cuerpo
del mío
del fulgor de las miradas.
Nos perdemos decididamente  en este invierno.

Marisa Zweifel R.

sábado, 25 de febrero de 2012

RAÍZ SALVAJE

Me siento en los cuarzos de la noche

y con la energía que mana de sus pechos

de madre ancestral, me busco me reinvento

me renombro en el bautismo de su fuego sagrado

hasta encontrarme en el origen de los tiempos

para descubrir que soy esta que hasta hoy desconocía,

esta raíz salvaje que nació

del agua

de la planta

del fuego

del simio

de la roca.

Entonces me renazco me renombro me reinvento,

pero mejor porque ahora sé quien soy.



Marisa Zweifel R.


PARICIÓN

Parir el verso
que entra por los ojos
que sale por el sol
que muere en tu costado.
Parir el verso para herir el verano
que da sus estertores
que desnuda al árbol
que tirita en tus nalgas.
Parir el verso para herir la risa
que quiebra los cristales de las aves
que abanican tu boca de ausencia.
Parir el verso para herir el alma
que anda penando entre cerro y luna
que se arrastra invisible sombra
que hace catarsis en tu piel de bruma.

Marisa Zweifel R.

sábado, 4 de febrero de 2012

LUMBRE



EN OTRA DIMENSIÓN


Cómo duele la boca cuando los dientes se contraen
se rozan se estrellan en un chirrido
que pone campanillas de bronce en los oídos!
Cómo pesa la espalda cuando las vértebras
se aplastan se pisotean como caballos desbocados!
Cómo duelen las uñas cuando arañan los cuarzos de la noche
hasta sacarle lágrimas!
Cómo golpea tu partida aunque sepa que donde moras
estás mejor porque exploras otra dimensión
a donde el cuerpo no hace falta ni la boca ni la lengua
ni los ojos ni la piel ni el corazón que descuenta días del calendario!
Cómo se descolocan las noches los días en el no estar
qué importan las flores y las hojas secas las frutas en sazón
y la semilla que es vida !
Qué desierta es la cena con la mesa tan vacía de vos
la silla sin tu tibieza que es preludio del invierno!
Cuán grande es la cama, cuánto te extraña tu almohada
que se aferra al olor de tu pelo!
Cómo es de vácuo el hueco de tu lado tan transparente!
Qué triste está tu cepillo de dientes que ya no perfuma
tus perlas blancas, tus encías de flor!
Cuánto busca tu perro ese aroma tuyo guardado en su olfato¡ pobrecito!
Cuán difícil es despertar sin dejar de llorar y buscarte
aunque sepa que tu energía es luz de ángel ave del paraíso
ola arena sal!
Allí te voy a encontrar.

Marisa Zweifel R.

viernes, 3 de febrero de 2012

RECIPROCAMENTE


Cuando el amor está más allá
del horizonte de la carne
no hay primavera que resista su geografía.
Entonces la espalda florece como un campo de amapolas
entonces mis cuencos se saturan de alhelíes
para ser infinitos en los días que se suceden
porque nos sucedemos
porque somos recíprocos
porque somos uno
y también somos dos.

Marisa Zweifel R.

PLENITUD


Me subyuga la noche cuaNegritando estoy en vena
sabiéndome completa para amar
viéndome en la plenitud del espejo
de la luna llena preñada de luz.

Así traspaso los umbrales de la oscuridad
buscando señales en la infinitud del cielo
señales de colores para regar este amor
que germina en la baldía línea del horizonte.

La plenitud colma la noche que se desborda hacia la aurora.

Marisa Zweifel R.

miércoles, 1 de febrero de 2012

CORAZÓN MAGNOLIA


Hoy desperté corazón magnolia
latidos de limón
latidos blancos.
Late conmigo al unísono
como dos pajaritos en cortejo
late en el cáliz del limón sutil
late en mi corola que aroma el sol
trepa por mi tronco por mis ramas
cobíjate en mi flor
late en mi corazón magnolia
que hay lugar para los dos.

Marisa Zweifel R.